viernes, 10 de septiembre de 2010

CAMIRAREMOS LAS ÉPOCAS

Ante el intento vano de no querer mirarme, cuando me veo configurado en ti.

Tu estructura sostiene mi fetiche y el de todos, te reproduces en serie mientras caminas.

Te diriges hacia la fabrica para que monten tu genero, te estilan, mientras se desdibujan en la historia las ninfas que rodearon tu olimpo. Me seguís observando, entre fraguas añejas, sin fuego, para poder reproducir tu congoja sobre el mármol caliente que se dibuja en mi pecho. Te sostienes ante el reificado objeto sin pulsión, me escuchas desde el vació que sugiere tu soledad; te inundas en el transito obsoleto de los zapatos con estridencias de moda. Te aferras a los proverbios indelebles, oficiales y banales, a las leyes de Murphy. Te proyectas plateada, con tu avanti vanguardia de escalera mecánica. Me sueñas ahí, con los escritos y los mitos transpuestos en el sueño revistero. Ciñes la estrofa prohibida, disciplinas el control, miras detrás del tiempo la historia de tu futuro, mientras a ti, desde otro lado, sigue mirándote un camino raído, estropeado, de palabras “promesas” que saben ya, como mirarte, para que me sientas como un producto

7 comentarios:

  1. Mucho en pocas palabras. Me gusta como tejiste, esta, tu escrita expresión.Gran Leo.

    ResponderEliminar
  2. Pude publicar una vez en la....vida , vamos la... de la lora; Que hijo de... Tengo cuanta en la .... peluda de google!!!!

    ResponderEliminar
  3. No entiendo nada ¿Que queieres lindo ser?

    Gracias por lo que has escrito!

    Tejer, tejer y tejer.

    De donde eres Grullio?

    Comentame, daleeeee!

    ResponderEliminar
  4. Simplemente excelente. Como siempre, Leo.

    Me obligas a ponerme del otro lado de todo.

    Espero que estes bien. Un besote.

    ResponderEliminar
  5. Enfermante dislexia altoparlante...
    Pandemonio verbal arraigado a la secuencia experta
    Salidera de sonidos legibles para encantar a la estirpe,percales descansan los sentidos de tantas camas para lo único eregido...no sé.

    ResponderEliminar
  6. Gracias!!!

    Ya tengo distancia a el relato.

    ResponderEliminar
  7. Una paliza del divan gran leo. ESO ES GENIAL.

    ResponderEliminar

arbolengo