jueves, 27 de enero de 2011

RETROCK

Como un género me han definido. Aquí estoy amigo mío, con mi estampa de intransigente y soñador. Ubicado del otro lado del muro, en una cueva, junto al oso, Keruac, Muudy y Lernoud. Intento subir desde esta, de a poco, las escaleras al cielo; viajo en una odisea hacia un espacio adornado por los maquillajes glam de Ziggy. Hice esto por haber estado preso en mi ciudad. Esta especie de estadio nirvana me provoco un día feliz , y no lo soñé.
Recuerdo haber visto, al costado del camino, un señor alegre con su pandereta, cantando historias una mañana en el Abasto, sobre vidas, en ala deltas. El señor había dicho que a los nuevos sonidos, que a las propuestas, no había por que temerles, por más que aquel temor estuviese pintado de negro, y la dulce sensación, tuviese el color de azúcar marrón.Me quede tranquilo, sabiendo que existirán  más días Domingos, con asado y discos de vinilo.
Soy un genero “Déjalo ser” Le gritaron al que quería solaparme. Me muevo hacia delante y hacia atrás. A veces, debajo del puente, estoy. En la cárcel, con Jhonny estoy, y subo por las rutas salvajes buscando transitar las autopistas con dirección hacia el infierno, y ahí soy. En los campos negros de algodón, soy. En el hospicio y entre música pastoral, soy. En la canción que sueña la redención, soy.
Te invito. Ven hacia mí. Detrás de aquella persiana americana aguardo. Ahí ¡Si! Donde bajan las almas color diamante.
Ya es nuestra hora, la hora de la celebración del lagarto, y te aseguro que no será el fin. Será el comienzo de un mundo feliz y entre estridentes riffs, desde sus carpas acidas, despertará la gente que confortablemente adormecida vive en Katmandú, pero juntos y a la par saldrán de ahí, con pappo.
Soy… De algún tiempo. Expresión de épocas. Experimental, progresivo, punk, posmo y con gran sello discográfico. Miro hacia atrás y me re-elaboro, día a día, para sorprenderte. Soy el Rock. Es mi día perfecto.


4 comentarios:

  1. Radiografía de un género transtemporal,
    identikit de un sonido que tambalea el alma,
    razgos de melodías que rajan la tierra,
    carácter inolvidable de notas enfurecidas...

    quel fuego y el rock a veces son lo mismo...
    si tus pies te piden bailar no los detengas,
    es el rock que atravezó tus venas.

    ResponderEliminar
  2. Gracias!

    Muchas gracias!

    "Radiografía de un género transtemporal,
    identikit de un sonido que tambalea el alma"

    Muy bueno

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Creo poder captarlo...en este film velado.Vamos a buscar la luz entre caníbales,esta vez quién disparará,es un paso más en la ruta de crecer.Con esta sangre alrededor no se que puedo yo mirar,sólo le pido a Dios que tuerza la boca y se arregle el pelito,tome un trago y vuelva Belgrado.

    Sigue girando...

    ResponderEliminar

arbolengo