martes, 14 de diciembre de 2010

LOS QUE NO HUYEN


Y pensaron al poeta

Descartado, alejado, solapado

Por perfiles macro-acústicos

Ventilando las sombras del frió

Sobre un sonido inmenso, incoloro

Se execraron, varios…

Globos

Los inflaron, los resfriaron

Los bajaron, no viajaron

Renacieron…

Hoy

Vuelven en vuelos

Sobre el aire de la imagen

Van hacia dentro

Son

Plenos

Nuevos…

De los núcleos de la idea

Arraigados y prendidos

Estampándose en remeras

Cincelando

En más de uno

Entelequias y, verdades

Mientras el infierno goza las partes

De las artes aparece la prosa

Que te evoca

Que convoca

En los iconos

A los que lejos…

Quedan

martes, 7 de diciembre de 2010

La prosaica manifestación del esteticista de Rambo

"Tan solo dos segundos, y desde adentro

Surgen, se hacen cuerpo, pesan

Dos segundos donde el trueno interno relampaguea a los ojos

Y del microcosmos surge la rareza, lo sorprendente

Somete a la lengua, la persigue, la elabora, la hace ella

Gironean las cabezas

Y en vocablos surgen varios, por dentro, dialogan

El mundo, ya es, un ombligo polifónico

Cruzan peroratas, caen lloviznas; hay enojos

El exabrupto fecunda el antagonismo

Sale el protagonista, lucha por la historia

Conoce su final

Y con razón positiva, el montaje, gana apariencias

En aquello “Lo bueno es eso”

El campo es extenso, hay profundo desierto… música

Se liberan los cerrojos, vuelan los sombreros; pierde el gangster, el matón, el linyera

Un gorila viejo, es quien gana

El ombligo mudo, se abre, emergen, llenos de pus, estos cuentos

Terminan en la convención…El miedo

Nace una nación con su industria oficial

Queriendo estampa de historias clase a

Hollywood, pervive”


Después de haberse manifestado , el esteticista de Rambo , comenzó a mirar otra historia. Comenzó a observar, los films de Jarmursch.

lunes, 29 de noviembre de 2010

DECAPITAR EL TIEMPO

TAREA A REALIZADA:

Pensado en alejarse de lo duro, de lo tétrico, enroló su vida junto a una pila inconmensurable de epítetos envueltos en corbatas viejas.

Tomo las llaves de la ignición, fue hasta auto, desgarró sus bisagras, las puertas cayeron. Rió y huyo… acelerándose en fantasías consensuadas por la masa. Aquel, que había pensado, reacciono a la inerte acción. Salio por una puerta de madera, ubicada detrás del auto que había esbozado. Los tiempos de su cocción habían quedado comandados por los diversos microondas que habitaban su casa, proferían sus mensajes, con detalles, a través del plato rápido. Dejo todo esto, tapándolo, lo sementó. Se propuso cambiar todo modelo a uno nuevo e ignoto, vale repetir, modelo.

Había una estructura de quejas noblemente capitales, solemne a todo espacio de sentido que abogaba aquel modelo.Detrás del minuto quejón que al lo había dejado, parado, vislumbrando la escena desde otro lugar, estaba aquello. Pudo escapar. Lo alejaron sus paredes. Quedo solo. Comenzó, dicen algunos, a circunscribir su vida en la introspección permanente, hechizo cada fantasía en el letargo, en la espera; en los inviernos y en las esquinas frías que había pensado. Su relato terminaba, lo había previsto dos días antes de querer alejarse.

Alguien grito. Se paro. Profusamente yerto ,quedó, al escuchar un reloj musitando algún segundeo.

Pagó y dio las gracias. Siguió. Repetirá la tarea

martes, 16 de noviembre de 2010

ABRUMA

La bruma abruma lo brusco, lo encantado…

“¡Momento!” Una voz en esa bruma

Embruma el diáfano eclipse solar

Sus ojos ven su ignominia, su peste

“¿Como?” Un niño pregunta su olvido

Un callejón abrupto, ve su bajar

Se lleva, los lleva. La bruma se ofusca

Se hacen anaqueles de antaño

Vituperan al Sr. psicotrópico. La bruma

Abrumada la bruma sigue, se explaya

Todos corren. Una pared la divisa

Se cae, sale un tren de un ladrillo negro

La bruma persigue al tren

El tren corre exacerbado; ruge su fin en barreras

El momento aquel dejo de serlo

Ya paso el tren

Se exacerbaron “¿Quiénes?”

Otra voz “¡Polisemia!”

A través de mil lenguas, viaja

Vuelve. Persigue un cantar pirineo

Entra a una casa

Bibliotecas, ve

Se detiene, etérea, pero visible

Abre el libro de los sermones pueriles

La seduce un soneto, su canto... el autor

Se enamora…

La bruma pierde su existencia

miércoles, 10 de noviembre de 2010

UN GUSTO PASE

Sobre verdes platos surgen los antagonismos por el problema de la pimienta.

La sal pretende estimular con su valor las caras opacas de cualquier comensal, se alejan, corriendo por debajo de la mesa; de los puerros, muy calientes protegen sus lagrimales tapándose con los dedos el vértice que musita sobre sus narices, y de un chef delincuente, también escapan… ladrón de hornallas que con agallas, fuego roba, en el tiempo en el que el gas discurre por el tubo digestivo de la ulcera ideal

No se podrá dejar de lado la cantidad de rollos de cocina que, sin pudores limpian muecas, borran aquello de lo que se gusto, lo que fue un resabio con dejo a sabio

Recuerdo un eres, detrás de tu gorro remilgado, ávido de asepsia cuando entrando con meticulosa irrupción no quisiste ser hueso, sentir hueso…

Buscando perros para jugarte, para pasearte, sobre la costumbre del tirón elástico

Prefigurando un drama desde lo indisoluble

Entre el ocio y la costumbre

Hubiese

Largado

Profundo

A lo hondo

Y del lado

La respuesta

Los perros estaban fuera, esperando el banquete sobre una mesa

Entre el cordón y su acera

Los autos pasaban detrás de la pregunta aquella

Del extraño dibujo

Etérea

Palabra

Un gusto, pase ¿Ahora como se siente?

“De la misma manera, tal vez un poco decantado, tamizado, medio liquido, pero pasé”

miércoles, 27 de octubre de 2010

EPOCAS DE MUCHOS MENOS, ESTANDO JUNTOS. UN DECIR FRAGMENTADO


Se difuminan aquellas ideas personales al actuar dentro del marco civil y social para asumir la identidad bajo el dictamen y practicas simbólicas que hacen al discurso hegemónico, necesario, este, en la diacronía en las que se han sostenido las culturas dominantes, que nos dijeron que hacer, como actuar, que relegar y hasta como sentir .
Un discurso dominante, pero efímero, puesto ahora en los medios, asentado cada vez en la idea de que todo debe de seguir así porque así es, por que hay una idea de seguir, el avance, la historia, el no revisar este bella y cíclica línea, por no tener tiempo, aceptando los mitos , las practicas y los prejuicios que gravitan en cada época . 
Contar parte de algo como un todo cuando se enfatiza junto a varios lenguajes “Juntos, podemos más. Comunidad movistar” Slogan comercial, con cierto tono ecuménico, pero tautológico al no exponer nada nuevo; tratándonos de hermanar a través de la tecnología. Movistar promueve este mensaje utilizando el concepto o idea “Juntos” Entendiendo, pues, de que todo en la historia del ser, en el hacer colectivo se hace cooperando, hermanándose ante cualquier imprevisto que azote o modifique accidentalmente la cotidianeidad, para no aceptar los caos o las contingencias. Esta empresa telefónica inscribe su slogan para adelantarse en vender su producto a un total de la población, entendiendo que en ese total de la población puede haber sectores que, por llamarse “sectores” Se unen bajo códigos o conceptos diferentes, pero el teléfono ¡Ahhhh ese bálsamo solido¡ El teléfono será el único que logrará asemejarnos ante el código o las formas opuestas, por la necesidad inminente ante el desconocimiento que fagocita un miedo a no estar comunicados.
El discurso de la empresa re -significa aquel mensaje que usaban los grupos para dar batalla “Juntos” La palabra juntos, salvo que estemos ante un adepto de la practica misantrópica, es algo que nos promueve por reconocernos como individuos que se hacen colectivamente en busca de un consenso que en fin, niega cubrir, permanentemente la historia ,pero de cada individuo. La época actual recrudece ante la agonía de un conflicto, disfrazado por una especia de consenso en donde, parece ser que ya no es necesario conocernos o cuestionar aquello que se dijo o se conoce. De todas maneras con el acaecimiento y la demanda por la conectividad y la práctica en adelantarse hacia otras formas de operación comunicacional, la empresa, sacara su provecho al vender más celulares.
Estamos bajo el titulo o la sumatoria matemática e irrefutable de que dos son más que uno, establecemos un contrato para parapetarnos ante lo que no queremos conocer o no conocemos por que asumimos de por siempre una privación en la historia, o una vacuna que nos inyecta el estoico liquido de que "Estamos ante algo malo, pero seguiremos" Por que juntos cambiaremos las direcciones de las proas, de un barco, que navega en mares , que junto a sus olas monopólicas pretenden albergarnos en su mundo, arrastrandonos desde afuera. Me quedo en la playa, ante esas olas.
Hemos perdido mirarnos, comprendernos, escucharnos haciendo caso a las instituciones sociales, a los medios, siendo objetos parlantes de una cultura que nos hace caminar con sus discursos y en los mitos, en un pensar “Puede ser que asi sea…” “¿Lo hago o no lo hago?” Hasta el momento han sido pocos los que instigaron, durante la historia de la civilización moderna, como debemos de pararnos para ver que hicimos dos horas antes. Wagner en su obra “Kunstwerk der Zukunft” dice “Todo lo que la civilización llamada moderna trae consigo, el gusto por el lujo, lo superfluo que nos hacen olvidar las necesidades profundas, la moda que es la peor de las tiranías… Nos hemos convertido en un pueblo lector de la prensa, esto ha sido nuestra pérdida”. El progreso en este sentido material y social tomado como valor en sí’ es un desastre que lleva a la decadencia”.
Una civilización moderna que elige no decodificar un mensaje polisémico, con varias connotaciones, para seguir presos bajo la vigilia de la tecnología que nos obliga a practicar algo extrínseco en la calidad humana del vinculo cara a cara, achatando y cortando las posibilidades de sentido ante los cambios, ante un devenir en la involucion o evolución de las culturas que, permanentemente, se modifican con la presentación de las épocas. No hay una época, si no que hay varias, no hay un discurso, hay varios discursos, pero siempre habrá uno que mitigue el miedo que puede generar aquel que no nos representa con el discurso que nos conquisto.

martes, 26 de octubre de 2010

LA PARTE SÓLIDA DEL MARCO


La figura evanescente ante el haz de luz de un sol geométrico, disipo el amor que le tuve

La recogí por la noche, me pegue a ella, la seduje y me quedé.

Con mi fino temple de aura gris invisible, la respire sintiendo su cuerpo, su vidrio.

Dejaron huellas y jugaron a ensuciarla oleosas manos infantiles.

La marcaron.

Al día siguiente borraron los dígitos inescrupulosos. Continuaron jugando, pintando grises.

Volví a incorporar mi vista, mire hacia arriba, el diáfano rayo eclipsaba los pasos de mi hacer diario.

Vigilaba la temperatura en el pronostico oficial, estaba ávido de frió.

Contiguamente, después del pip radial, los comentarios del presentador connotaban bufandas y abrigadas camperas.

Permanecí inmóvil para irme junto a ella, la seduje nuevamente entre calidos movimientos con mis pulcros dedos, la pinte de mis formas

Hoy veo a través de ella

viernes, 22 de octubre de 2010

LA COSO QUE SOY


Soy coso, no osco

Amorfo, anormo , anómalo, soy cosa, coso

Lo soy, cosa partida, pulida por el canto parcial

Soy rebelión en la granja binaria

¡Lo soy!

Me paro acá, me digo acá, me siento acá

Me paro, así soy

Incólume, la Srta pedro se dice “Me veo bien”

sábado, 16 de octubre de 2010

AQUELLOS RITOS


En la cabeza pereza, boyando sobre camas duras, con aires aliados a los cuerpos, la certeza de la grandeza

Oprime la corteza, ata el nervio y se golpea contra el cordón sin aceras

Encerrada con apresto mide el tono despeinado de los pleitos productos por los restos

Y se invade entre causas racionales, con fines para un arreglo

Va conservando su liberal progresión para permanecer violenta, radical

Ante un alguien dijo alguna vez…"El desposeído”

En el círculo que contornea su fastuosa introspección, el vértice de un trapecio icolume, aparece con quejas, querellas y mas cabezas

Se ve, desestabilizada por la pompa a las miradas futuras hacia Gb de culturas

Amarrando sus tactos a un puerto virtual, se larga hacia los babores de la proa, buscando la consecución sobre un manaos hedonista, junto a jíbaros parados sobre bellas torres, estribando con sus redes los recorridos del mito, para reducirse con nuevos ritos, hacia un mercado que busca la microencefalia de la evolución lateral

martes, 12 de octubre de 2010

LUNTOS AL FOLANGO



Su frala envuelta en insolias fraguosas deleitaban mis cansados sougos dilatanicos enfingiados. Esta relucia insonda; lunesta; forta; infelista.
Le socorriaba la fita, furiosa, ensendida y fousona licostica ensandisca luriojola. Todo firingio en alinste figurosamente. Las lirongas colgaban debajo de sus nusianas, mis linfianos delicadamente, descubrian quitando nunsianas sus lirongas y estas inforzadas lunillaban al mundo.
Ella me lingostiaba con su linfiano frenetica. El tiempo ondulaba solfado mientras se corcostiaba el sol en el toilionte; las mariposas firtiaban en el forisisto. El olfato tiso y los coches floches lisiaban el azar casioto; boloslo y calfito.
Nos malabamos; esmaliamos quietantes forgosos nitidos y llegabamos luntos al folango desiliaso, felicos, amabos.


Autor: Grullio Pozarli.

miércoles, 6 de octubre de 2010

LIQUIDAS PALABRAS


Se evaporan con descaro las ideas y premisas

Ya indecisas, se apestan en la fiebre de más comentarios, en corolarios

En los bares y entre charlas, las copas, y sus formas, surgen roncas por su borra

El vino ha fluido por gargantas, fonemas, en el aire líquido de la expulsión

Y entre poluciones densas de vasos casi vacíos, el aire cobra volumen, pretende tonos con atmósferas color ocre, sobre corsarios viejos, deformados, navegando por el ruin caudal de un viejo rió atado de solemnes tropos, con costas, a la orilla de un pensado futuro

Y tratan de pescar con anzuelos endebles, en la profundidad de los tabúes, los orígenes de la ontología

Por arriba todo sucede, sigue el curso , los días, las cenizas y las risas

Se reinventan desde abajo, y se pegan, subiéndose a seres…Que caminan una idea de caminar

Androides de página amarilla hay allí, contando copetes, entre copetines de camaradería falsa, en pasillos largos y difusos por la soledad del orden

Salen propensos, a favor de la noticia, de todas

Y surgen entre mil bifurcaciones con suelo de onix, párrafos, caminos por tomar, para asir la idea como tangible, el concepto ya es real, lo ha tocado

Entre comas, con puntos y símbolos… para nada, significantes, suscriben a un lenguaje que intenta… con su yugo

En exclamaciones “¡Eres sujeto de mi decisión!” bien articuladas, se concibe lo que no se puede, lo que no se debe, y de como hablar

viernes, 24 de septiembre de 2010

RELATO “MINIMO”


Tu narración construida prefiere conflictos, girando, en permanencia

El montaje inasible de la secuencia abrupta, que corre, que te ve pasar

Detrás del marco espejado, en tus mansos gestos, la lluvia recoge una risa

Se destila un zaguán incierto, con pasos, en resumen de un argumento, de ¿Un alguien?

Abrupta llegada soporta el picaporte, que abre el encanto del cerrojo

Corro por lo incierto, entre sus ángulos, pido una bohemia mesa, si de eso se trata, de salir…

En el desden del resumen, pasas, corriendo tu imagen

Se proyectan sobre una sabana color nube los acrónimos de roma

La tragedia se orilla hacia la locura del grito, se pescan angustias indiscretas

Flagrante puerco spin de plata, flagrante en el acto de punzar la especie

Hipodérmica manera de mirarme, para verte dulce


viernes, 10 de septiembre de 2010

CAMIRAREMOS LAS ÉPOCAS

Ante el intento vano de no querer mirarme, cuando me veo configurado en ti.

Tu estructura sostiene mi fetiche y el de todos, te reproduces en serie mientras caminas.

Te diriges hacia la fabrica para que monten tu genero, te estilan, mientras se desdibujan en la historia las ninfas que rodearon tu olimpo. Me seguís observando, entre fraguas añejas, sin fuego, para poder reproducir tu congoja sobre el mármol caliente que se dibuja en mi pecho. Te sostienes ante el reificado objeto sin pulsión, me escuchas desde el vació que sugiere tu soledad; te inundas en el transito obsoleto de los zapatos con estridencias de moda. Te aferras a los proverbios indelebles, oficiales y banales, a las leyes de Murphy. Te proyectas plateada, con tu avanti vanguardia de escalera mecánica. Me sueñas ahí, con los escritos y los mitos transpuestos en el sueño revistero. Ciñes la estrofa prohibida, disciplinas el control, miras detrás del tiempo la historia de tu futuro, mientras a ti, desde otro lado, sigue mirándote un camino raído, estropeado, de palabras “promesas” que saben ya, como mirarte, para que me sientas como un producto

miércoles, 8 de septiembre de 2010

INFORME SOBRE LA DURACIÓN EN LA BOCA , DEL CARAMELO 1/2 HORA

Diferentes supuestos, en tiempos supuestos se albergan aquí; en un tiempo de un efímero o, extenso mundo de anís. Tal vez algún día, digas "He mordido un tiempo que ha permitido en mi, sentir un sabor subjetivo mientras trataba de triturar un caramelo 1/2 hora, contemplando un reloj"


Gracias a los que participaron.

jueves, 2 de septiembre de 2010

Ante el inescrupuloso escrúpulo

Un sol tenue lamenta su prohibido refulgir, en horas de vergüenza; disipa su forma en la tarde, genuflexando sus rodillas ante el cambio horario global, perdiendo su actitud ante la impavidez aniñada de la imponente luna, para alumbrarla con su miedo

Ya vira la comarca de aquel fin, hay más de uno, en cuadrados timones de barcos a ruedas

El incierto desprecio por las salidas anodinas, ven la tarde

El apoyo del salto masivo de la nada, se transfigura en forma de escaparates

Los axiomas, todavía, no han llegado; se venden a precio descarado, sin escrúpulos

Se maquillan las tertulias con los sacos de te, el pocillo no sabe dulce

Se pronuncian las ventanas, enojadas, contra el marco de sus vidas

Se averguenzan las promesas por no ser cumplidas
Rojas y con escalofríos pierden su temple, al no ver fraguas en incandescentes cometas
Se invitan, no tienen tarjetas, pero si gramaje de descaro
Y no brillan por pulidos parciales, con ciertos parciales que de un lado dicen…

Se agotan las piernas en harenes de fatiga, solitarias, masculinas

Retrucan a la carta abnegada, aun no escrita, pero posible carta manuscrita en simbolos

Pronuncian poner propagandas con propuestas de alto presupuesto, proposición

Las voces faltan, no hay lenguas; citas académicas de un nuevo lenguaje gutural; sabias palabras aquellas que no entendemos, que suenan guturales, pero que son palabras del esfuerzo
Se avergüenzan por no tener escrúpulos, por decir, armar, fundir y encadenar mundos accidentados en sintaxis por la mala praxis de la vergüenza al verbo, sujeto a la acción
¡Contradicción!
¡Nos avergonzamos por no tener escrupulos! Bella manera de no ver un mundo
Me detuve ante el escrúpulo. Sonrojado dire otras cosas…

viernes, 13 de agosto de 2010

DESDEÑANDO EL SALUDO

“Buenas tardes, mi nombre es tino, expondré el siguiente estudio por mi realizado sobre el saludo. Sucede que, provisoriamente, desde lo interino, en la ciudad de Rufino; el santafecino don Rino se anuncia de tal manera “¡Hola!” Muy corto, poco magnético, el anuncio de don Rino, tan solo por efímero lugar ladino. Este será el marco desde el cual abordaremos la noción de lo que conocemos como saludo”

Me dejo anodino, débil, la exposición de tino ¿Qué nos quiere decir tino con esto? Lo único que haré será grabar su conferencia a fin de interpretar lo que nos quiere decir a través de Rino y , de sus maneras para anunciarse ante el mundo. Lo escuchamos, lo leemos:

“Don rino podría habernos saludado así: ¿Que tal, buenas tardes, como están? Don Rino dijo solamente “Hola” “de esta cita podemos inferir, en un principio, de que la i (Por ser letra i latina) Hace de su forma algo anodino, fino. Es estrecha, tiene un espacio cerrado en su dimensión sonora, como lo son en diversas formas de percepción subjetiva las nociones de lo provisorio, lo interino y los momentos efímeros. Todos estos momentos pueden transpolarse a los sonidos estrepitosos, rutinarios i poco contundentes como los mugidos de una silla que, con cuero de vaca adornando sus maderas, es trasladada , apoyándose en el suelo; junto a la fuerza que le propulsa un ser tirifilo, el cual tiene la mera intención de producir chillidos con intenciones infinitas de una larga y delgada ”IIIIII” El desprendimiento sonoro que se libera de una silla arrastrada en un pasillo con un suelo de cerámica porosa, propugna junto a su iii chillona que nosotros veamos, estando ahí, un minúsculo horizonte pendiendo de pinos rojizos”

Bueno lo que nos quiso decir tino aquí es que la i, es una letra y, que este, tino, por estar metido en un pozo de esperanza distopica, ve en la i un mundo sin evolución en las artes , en el entendimiento de la épocas y en las diferentes culturas que transitan la mismas. Lo afirmo por lo de “Minúsculo horizonte pendiendo de pinos rojizos”
Y prosiguió, con más énfasis, tino:

“Aparte de ser estrecha la i latina, es fría. Según un estudio realizado por el consejo superior de investigaciones científicas (CSIC) en su afán por conseguir la traducción de las iieees a las ciencias duras e irrefutables, llegaron a la conclusión de que si la persona, en su hacer cotidiano, pronuncia la i mas de 32 veces, su cuerpo bajará a un gran abismo cenagoso de -36 grados centígrados, en donde lo único que podrá recuperarlo será: Chocolate, vodka, café o te. Estas vituallas mencionadas anteriormente no tienen i latina”

Acá se nota que Don tino hace lobby para determinado mercado importador, tratando de subyugar a un nacionalista acérrimo como don Rino, al consumo de manufacturas gringas.

Pero lo extravagante de esta conferencia dada desde un marco poco soluble es que don Rino, según tino, fue y será interino por su interés mortecino de no llevar consigo un saludo más agradable, más extenso o versátil. Siguió don tino disertando:

“Recuerden que hasta que esta persona no encuentre para con los demás, maneras en la acción de saludar, será por siempre un objeto de estudio por su saludo particular. Como lo dijeron algunos estudiosos y acomodados practicantes del saludo universal. La i no tiene aire, no exhala; tiene contracción y es, aparte, la única vocal que por su imagen acústica escinde la sinapsis por representarse en forma fino cuchillo. La i latina no tiene significado, no se puede interpretar. Cuando intentamos interpretarla o acercarnos a ella, salimos corriendo al conocer su insoportable mundo. Lo mismo pasa con don Rino , un objeto que dice “Hola” ante cualquier situación. Sabemos bien que hay situaciones que merecen ser saludadas de otra manera. Por eso lo estudiamos. Estudiamos objetos inertes que no sujetan su vida en algo imprescindible, los vínculos. El saludo vincula”

¿Las jarras se saludan, se quieren y se precipitan al amor?
Eso se pregunta don tino, creo.
E incansablemente expreso, profiriendo, ante los escasos presentes, su extraña teoría sobre el saludo, un único saludo.

“Rino esta sometido a la existencia de la i en su nombre , antecedida por una R sufre y sufrirá lo que yo llamo -Reemplazo del nombre por el “yo” y el “ellos” en el mundo- El fragor del fonema “R” Hizo que don Rino , de chico ,soportara que le llamasen la atención diariamente “Rino Cuaresma, deje de hacer preguntas impertinentes” Decían sus maestros del primario, cuando don Rino, de chico, siendo ingenuo trataba de sumergirse en los espacios escritos por los significantes y significados de cada vocal, fuesen estas ,abiertas o cerradas. Fue tanta la censura, los retos que el recibió que su ontología del ¿Por qué la e –vocal abierta- significa lugar grande? Que poco a poco, apocado por la rigurosidad de sus maestros fue relegando sus ideas, aprehendiendo lo básico, lo pueril para el contacto cara a cara. Aprendió hace treinta años a decir, nada más y nada menos que “Hola” Ningún vocablo mas sucede este saludo. Hasta yo estoy absorto, patitieso y masticando ayeres al creer y seguir creyendo que don Rino, en algún momento podrá liberarse del muro sonoro de su nombre; un muro igual a una i parada en un peñasco, con una diminuta silueta a nada; una i siendo socorrida por tontas preguntas, una i que soporta el punto y la carga de ser i, una i que esta en don Rino, que lo presenta como sujeto, una i que lo sujeta…pobre Rino, pobre objeto. Estará siempre sometido a su nombre, al sonido de un llamado “¡Don Rino!” Tal vez si esta persona se hubiese llamado Omar, no habría hoy de sufrir problemas para el saludo. El origen de su corto “Hola” radica en su nombre, ni más ni menos, su nombre no representa nada”


Al final la exposición de Tino y su rara estructura metodológica para explicar una única manera de saludar, puede, a veces, dominar cualquier sentido; al sentido placentero del saludo. Creo que tino es el objeto de estudio de su propia teoría, siempre dijo “Buenas tardes”. No hay estructuras para el saludo, en fin, no hay maneras de explicar metodológicamente el saludo, porque cada saludo tiene un brazo, una carcajada y un olor distinto.
Me retiro, cumplí con mi trabajo en ofrecerles algo extraño e irrelevante. Algo insostenible.
“Hasta luego. Saludos, frutales, con tonos glaciales”
Bueno, tal mal no suena, que se yo…

martes, 10 de agosto de 2010

MIRANDO A GODOT

Exaspera, dulce, la espera
Se hace amarga, se convierte… se arroja
Viendo al viento con trajes sólidos
Sin velos, correr tras ella

Se exhibe entre ademanes fijos
Grita y exhala su destino, su pasar
De un pasillo sale, entre brillos refulgentes
Y detrás, destellantes…
los brazos de su asar

Enumera, escribiendo, su despecho sobre un vidrio
La niebla es bolígrafo de calor en su ventana
Los jadeos, entre vuelos, trinan el grito de su esperanza
Baja un gris del sol; se disipa su rayo
El objeto yace en su cien; ve un escenario, sube
Con uñas raídas, comidas, frías, corre su telón, escribe…
Habla sobre ella esperando, ante un público preocupado, su fin insondable

jueves, 15 de julio de 2010

EN EL FONDO DE UN RELATO

Fidipó podría haber parapetado su existir bajo muchas cosas, objetos o normas. Atrevido, impávido y sin cavilaciones eligió armar su teoría para postergar nuestros minutos, para aletargarnos; para que al fin y al cabo aprehendamos lo que nos dejó.
Fidipó dejó algo extraño, ahí anda, presumiendo ser, discurriendo por varios lugares.
Algunos señores que conocen el marco de trabajo de este reconocido académico afirman en que todo puede ser vendido a través de formatos o soportes; piensan en clientes, momentos y transacciones con gusto a hule. La teoría de Fidipó no debería de venderse.
Estas piezas, hoy cobran sentido en un rincón extraño; fastuosas en sus volúmenes, tienen cuerpo, tapan y cubren el reposo de un hacer, para ser. Fidipó yace debajo de estas hace mucho tiempo, solapando su identidad, yace y no despierta del núcleo de una extraña teoría por el formulada. Dejó de caminar para mutar su semblante en transeúntes de carne y hueso, en una hipótesis; hipótesis que en el fondo, en su fondo camina, que se mueve, que musita socarronamente los ritos de un necesario pensar.

La hipótesis que este muchacho nos ofrece, abre con lentitud un nervio más de nuestras galerías mentales. La formulación desde un marco teórico, hasta el momento, incognoscible por el humano, versa sobre que cada uno de nosotros podemos arrinconarnos en los vértices de la risa; entre carcajadas que fundan un rincón sonrojado de espacios estrepitosos, con gritos placenteros, entre labios tensados hacia los costados por expresiones de vida. Es ahí donde Fidipó puso su mayor oración, donde puso su menester academicista; en lo que llamamos “Risa” perdón “Vida” Bueno, es decir, más allá del pequeño lapsus por mi antepuesto, me refiero a estas sentencias. Breves oraciones: La risa es vida, viva la risa, viví y reí; varias alusiones que nos convocan cotidianamente a despertar, sin dormir, en otro lugar, imprevisible lugar, pero necesario, por que ahí esta aquel rincón, un rincón que desea ser visto, un rincón de ángulos inéditos, en donde se unen líneas que pretenden escapar de su rectitud.

Se que todos en este momento estarán preguntándose por mi error en exponer, sin lucidez, tal antinomia ¿Rincón y vida? El metafórico choque entre palabras que hacen esta idea ha de llamarse “Arrinconarse en la risa” Esa es la teoría, una teoría en donde convergen varios marcos para formar una perspectiva de carácter elástico.

Arrinconarse en la risa, según Fidipó , aboga por el estudio metodológico del movimiento de los labios, con los de su sonido. Dice que no existe risa en sincronía con el movimiento de los labios, por que el labio sucede a la risa interna, el labio reidor es el yugo del sonido en la carcajada expresada. La cotidianeidad circundante tiene una mueca de inter-realidades, estas inter-realidades, mínimas en su tiempo, forman pequeños rincones en grandes espacios, sugieren que sean vistas muy de cerca. Al verlas de cerca apoyan la existencia de gestos impredecibles. Lindos gestos, la risa. Hay que mirar por intermedio de esta grande y oscura realidad; para encontrar los risueños colores que al verla en grande, podrán alterar nuestros dientes amarillos en blancos, difuminando, poco a poco, el gris tono del tedio que se expresa comúnmente, por no propender esta idea. Si la risa se difumina ante un contingente cruce con la niebla, producto de exhalar aire desde nuestros pulmones, es por no abarcar esta teoría desde un marco más filosófico, desde un marco que ayude a interrogarnos ¿Por qué la niebla es niebla? Ante la lentitud, difusa, fría de una niebla de otoño, el aliento acalorado de una carcajada hacer ver la idea fundamental de la risa. Este sería otro abordaje para estudiar que el clima de la risa es interno, de que la risa según Fidipó, genera un clima.
Desde otro nivel, el empírico, Fidipó propone experimentar la risa, sentir la extensa y reverberante presencia de la carcajada en el cuerpo; la que nos hace temblar, generando a posterior la abstracción revulsiva, provocando en simultaneo la distensión de nuestros músculos, la oxigenación para dar vida a un ecosistema que algunos, nos sugieren eliminar.

Arrinconarse, parapetarse, estar subyugado en la risa es un estudio más para expresar, entre vientos de arena; la necesidad en querer ser, como Fidipó. La necesidad de reírse gratis en los fondos que se prefiguran desde un relato inter-textual, inter-real, relatos cotidianos que pueden parecernos increíbles, pero que debemos observar para sacar aquella efímera, pero loable acción que suscribe a nuestro pervivir “A reírse, eso vale y no se vende” Dijo Fidipó

miércoles, 30 de junio de 2010

DIAS CON DON BERTOLD

EL RIO DE LAS MIL CARAS

UN FILM DE TOTO PROTAGORAS

Por Don Bertold

En una sala donde se presenta el celuloide, por lo general se apaga la luz, se acogen las voces detrás de la laringe, proyectándose mientras tanto, la inmortal existencia sobre una tela; para propagarse luego, un homogéneo sonido gutural de acepciones corrompidas por la belleza del ultimo arte .Incomprensibles acepciones en búsqueda de calificativos o comentarios para la obra inscripta en el celuloide que contemplamos en ese momento.
La vez pasada, tuve la suerte, otra vez, de que Don Bertold me hiciera una sinopsis, un comentario sobre un film por el visto, llamado” El río de las mil caras” Película que aun no he visto, pero que me sugirió que viera cuando con el hable por ultima vez.
Esto fue, lo que don Bertold en caracter de sugerencia, mientras untaba desesperado pan con queso sobre una galletita, me dijo sobre la proyección de este titulado género artístico.
“En el río de las mil caras la realidad tiene senderos multiformes, por donde caminan los versos sobre planos subjetivos, sus gestos llevan buena vestimenta, propia de una época aun incognoscible. El anagrama de la piel reversible de las palabras se choca con el silencio de la escena y son la postura de un decir distinto para los protagonistas, pisando siempre, la arena seca de las costas de un río que parece fluctuar su semblante día a día.
En este film, el conspicuo director Toto Protagoras intenta recoger a través de los efectos especiales, un Japón subacuatico, un son de risa achinada, de fríos ritos, al fuego. En gran parte del relato se ven caracoles anquilosados saliendo del río, armando los días, degollando sus siluetas, intentando respirar, sobre la espuma, entre aires de lavanda sumisa. Después de un diáfano momento de pantalla, producto de un gran fundido encadenado, sonroja el sol, en un plano secuencia, con el travelling veloz que lo ve pasar detrás del montado e ideológico eclipse de la cámara.
Las orbitas del plano objetivo apuntan siempre a un cielo, muestran sus lácteas vías plateadas, asumen al bajar el tempo frenético del argumento. Son jadeos de contracción infinita en la historia para ver. Al final veras la estela del núcleo, del núcleo de aquel sendero indeciso que es el director, el que pretende inmortalizar la idea de “Comunicación clara”
¡Importante! Para no soslayar la historia por completo tenes que atender y ver cuando el actor mexicano Emanuel Kantinflas, entre ruinas producidas por la guerra; procura esgrimir, dibujando sobre un lienzo, una paloma blanca, para simbolizar con este ave, la paz. Esboza la paloma sobre la tela, en el intento vano de devolverle al río nauseabundo la imagen de río puro y limpio. El impredecible estilo de Toto Protagoras hace que la Paloma sea para su film, un deber civil, redentor de desgracias, ante los desmedros generados por las armas, pero que no cambian al río. Las palomas también mueren. La voluntad de creer que se vuela, no. A Emmanuel Kantinflas, en la pelicula, se lo lleva el espanto nauseabundo del río.
En este ultimo estandarte del “tragaluz del infinito” la realidad tiene un río de caudales disímiles, para devenir en suelos secos, sin agua; de donde el liquido podrá brotar nuevamente y ser puro. No diré más nada, tenes que verla”
Don Bertold se retiro y, como de costumbre, me dejo pensando, inquieto; movedizo.
Entumecido, después, pude exhalar. Moví mi brazo derecho y me dije:

“Esta es una sinopsis extraña, una crítica sin precedentes en la manera de enunciar. Así no se conocen las criticas sobre cine, no son así; mucha prosa, mucha metáfora”
Ahora sigo inquieto, leo alguna revista sobre cine, busco pasando en sus hojas de industria “La doxa veraz” Cine en donde se proyecta esta película “El río de las mil caras” según Don Bertold. No encuentro un cine con este nombre, tampoco un film llamado el “El río de las mil caras”
Don Bertold ya se fue. No se que me quiso decir con esto, pero se que volverá. Ahí evadiré mis dudas respecto a este ultimo comentario.

sábado, 12 de junio de 2010

DIAS CON DON BERTOLD

Diariamente, entre diarios, charlas y radios. Junto a don Bertold tratamos de cocinar a fuego justo, los mensajes del vapor, para que una vez sólidos, estos puedan ser incorporados a nuestro anhelado y posiblemente sabroso plato principal: La comunicación.
Todavía, hay hambre…
Tardaremos años… las hornallas refulgen en sus discursos con gas; mientras, don Bertold, masticando migajas y con la panza vacía, acerca a nosotros una rispída sentencia: “Cuando la verdad sea demasiado débil para defenderse tendrá que pasar al ataque”
Nos deja pensando… se va. Lo hace diariamente.
Se que vendrán más días, don Bertold sabe de este lugar, volverá.

jueves, 3 de junio de 2010

PERMANECER EN UN LIBRO

Para el autor de este libro es necesario escribir. Lo hace minuciosamente, marcando sus días en una hoja, con su lápiz, formando oraciones con pretensiones significantes, para algun lector, que la da existencia. Se mete a fondo, entre los fondos, jadeando intensamente con fuerza para abrir universos desde sus suelos; se cansa como si corriese largas vueltas a la manzana, por que quiere meter su animado cuerpo entre esos universos, los espacios blancos de la hoja. A pesar de exponerse ante situaciones extracotidianas, lo realiza con gusto, el autor quiere ser leído, esta preparado para cualquier embestida propia del oficio que lo hace vivir desde su lugar, desde las vueltas de su página.

Generalmente antes de llenar el espacio en blanco, este escritor piensa constantemente en un titulo, siempre hace esto, de otra manera no comienza su escrito. Cada obra nueva, es para el, un desafió de permanecer en el mundo, un pasaje a la inmortalidad. Quiere siempre, ser tinte para una historia nueva, pero su lírica, sus universos ya encontrados entre los espacios llanos, no golpean la cosmogonía de la hoja en blanco, por no salir de sus entrañas aquel común titulo que lo hace correr, girar, rotar alrededor de estrellas.

Este autor ahora no puede pensar en el titulo, por que el titulo se ha decodificado en un mundo; delimita algo, entonces se mantiene distante de hacer un manuscrito a diestra y pasión. Es como que algo ha cambiado, el percibe varios mundos confluyendo en uno. La inmortalidad se tiene que ver en varios mundos, esta, no esta demarcada
“Mi intención no es escribir para uno, para uno parado en un mundo” Dice el autor. Este es su principal desafió.
Comienza a escribir “¿El titulo?” Se pregunta.
“No hay un titulo, algo general, algo que marque, que diga y que pueda resumir” Responde a solas, para el, para ellos, los posibles lectores

“Le pondré el titulo que mejor le quede a mi argumento, en fin, que este se vea en la historia con movimiento y que sea un mero hecho esporádico con la presentación del contenido, el contenido seré yo. Voy a trashumar por los segundos de varios mundos” Vuelve a decirnos

“¿Qué soy yo?” –Se pregunta-
“Soy alguien que flota, que camina, que corre, que vive las contingencias en un nudo atado por personas. Soy alguien que se tropieza. Soy algo que muto, si muto, pero mi intención ahora no será la de mutar, si no que a través de escaparates de avenida larga, con olor a sueños, muten ustedes, por que yo ya he mutado”

Antes de invocar la primer letra, reinventa cada día una nueva forma de escritura, por que también su realidad circundante se reinventa y se le paga con fiel inmanencia a sus versos, poesías y cuentos. Para este autor la escritura es fluctuante.

“Quiero escribir un cuento que no tenga desenlace”

Dice este autor que quiere escribir un cuento. Eso es lo que hizo siempre; escribir cuentos en los cuales su impronta era la de darle humanidad a seres inanimados o también, cuento con formas de adivinanzas, en donde el titulo se leyera al final a fin de unirse con el argumento. Todos estos cuentos, para el, tienen un desenlace, pero su futuro logro escrito no radica en un desenlace, el desenlace es finito, el desenlace, en este momento, para este autor, es como el planeta con sus meridianos, trópicos y una vista al horizonte en donde todo concluye, termina; quiero decir que es conmensurable, que se puede medir. La literatura, para este autor, en este preciso instante, no es matemática.



Antes de este relato, en donde yo hablo sobre el y sobre su nuevo designio; todo era diferente. Este autor al realizar sus escritos, encontraba como conflicto el titulo ¿Para donde iría el escrito con tal titulo? ¿Quién lo entendería? Ahora el, pretende que se vea el conflicto en el desenlace. Algo extraño ¿No? Quiere que la historia siga fecundándose en los discursos intramundanos de algún lector. Quiere que su literatura sea un basamento de aire.



A el, ahora, lo trae la necesidad de permanecer escrito. Quiere permanecer leído, para pervivir por siempre entre las páginas de su futuro libro, con el fin de que algún lector, mientras lo ve, ahí, exhale profundamente para que junto a sus sentidos pueda caminar por todas sus geografías escritas.

El escritor, del que hablo, posiblemente exista bajo la inmortalidad de sus múltiples géneros literarios. Vive y nos cuenta sus prolíficas existencias desde la página uno a la setenta y seis de su libro, en mil divididas estrofas, amigas de la metáfora. Camina desde la pagina veintiuno a la cuarenta-cinco entre sonetos; y a partir de la pagina 46, entre un narrar continuo, se sienta con aquel que lo lee, para un relato.

Nadie más lo vio a este autor. Una persona amiga nos comento hace poco que lo ultimo que dijo fue: “Si quieren saber sobre mi vida, ahí estoy, entre esas paginas, interactuando con aquellos posibles mundos en los que permanezco, tratando de llevar un hilo infinito presentado en manuscritos a través de un fondo blanco” Ahora “Permanece en un libro” Varios lo dicen. Otros afirman que fue su ultimo relato para alejarse de su frustrada literatura y de que hoy vive en Gral Roca recolectando manzanas, y que por cada manzana que el sustrae del suelo, hace un ideograma para reescribirlo en futuras letras de algún lector.
Por más que se vacile, se opine y se diga, no se sabe realmente de esta persona. Solo, por ahora, se ve detrás de alguna vidriera, delimitada vidriera, un libro con su nombre, un libro que tiene 76 realidades, 76 mundos por los cuales pasear.

lunes, 12 de abril de 2010

¡Hufff! Aaire

Hierático me sostuve bien alto, al rato, tuve al deber de darle movimiento a los precoces pulmones de un niño, baje y cumplí con ese deber. Mezclándome con patológicas partículas subí nuevamente, esta vez estaba mas alto, no tenia miedo por elevarme demasiado, llegue, sin querer a colisionar con una nube, me metí dentro de ella. Un impredecible aventón, me llevo a mí y a esa nube hacia otro lugar, me di cuenta que esa nube tenia extrañas sensaciones, pude escapar rápido. De casualidad visite la casa de un orfebre, medio angustiado estaba el por que su fuelle se había trabado, una loable actitud hizo que me metiera dentro de ese fuelle, estuve 30 segundos hasta que el mismo me insufló. Tuve el deber nuevamente de visitar un gran teatro, allí me esperaba abierto y con ansias, las fosas nasales de un excelso cesionista en trombón, sin pedir permiso entre por sus fosas, con mis brazos ceñí su laringe para poder discurrir dentro de su anatomía, llegue a sus alvéolos hice lo que tenia que hacer, y Salí, corriendo para disfrutar de el sonido de su trombón, después como de costumbre , como pasa siempre, los cesionistas de los clarinetes, flautas y oboes pidieron de mi ayuda, y así fue, me quede trabajando durante tres horas mas en aquel teatro. Subí nuevamente para reponerme, ¡de golpe! Un impredecible y beligerante zonda, me ladeo hacia otra ciudad dejándome absorto, ahí en esa ciudad tuve el deber de vigilar una casa, llena de niños. Me quede, la vigile durante varias horas, los niños aun dormidos me tomaban, me llevaban hacia sus adentros y me sacaban. Recuerdo de haber paseado por varias personas, es bárbaro, se siente satisfacción, intriga ¡Jeje! No sabes nunca con quien tenes la contienda, pero jamás podré olvidar el día en que me tope con un extraño ser, aquel ser pestilente, me había pedido que lo llevase hacia algún lugar, yo como buen obsecuente lo lleve, creo que fue la impunidad de mi textura la que hizo que nadie viera su fiereza, luego me entere que aquel ser había deteriorado por completo las transeúntes esperanzas que se acurrucaban bajo arquitecturas de toda índole. Que feas esas arquitecturas, las de toda índole, digo; prefiero ser contemplar la escena humana desde los árboles, ahí todo tiene otro semblante, pero bueno, voy donde me toca, acá el problema es que soy un tipo muy buscado, ni bien dicen mi nombre y superando a la velocidad de la luz ahí estoy, calmando, ayudando a la persona que lo desea, ó al lugar
Y bueeeee- respira- les muestro lo que soy: Soy vestigio libre de vidrio, sin peso para balanzas de uso, incoloro, liviano, soy un ser ingenuo, errante, que lleva lo que le toca, que se enferma al igual que ustedes, que desespera y quiere correr, que se limpia, que suena, que de manera sigilosa los visita con algún fin, que a veces esta y a veces no esta, que se enoja y que se reprocha su difícil tarea de ser aire.


Juan Carlos Relacioneta

jueves, 25 de febrero de 2010

NUESTRO MUNDO TROQUELADO

En el año 2026 se consumo una reunión inesperada, el espíritu de Gilles Deleuze, de Michael , de algunos para-científicos circulares y de Franz Aoscuras respondieron al ocaso de los ídolos, conjurando de que el mundo había sido troquelado, dividido en troqueles cualsifuera una pastilla, sedante…calma, antidepresivo…calma, antipático…calma, antirrobo (Nueva pastilla) Mercenario… drogas ilegales, Mer-ce-na-rios… drogas del mundo, aquellos dijeron “Que en recetas se prescriben con ambos blancos las maneras en las que hay que caminar y reir”. En ese año no hubo arte. Estos se miraron y se preguntaron “¿Y aquellos artistas que otros tildaron de locos, de enfermos , fueron artistas?” Dijeron entre dientes marcados, apretando sus lenguas en la pronunciación.

"¡No!" (Respondió Franz) "Fueron verdaderos redentores implícitos, fueron los troqueles, las drogas puras para todos nosotros,fueron mas que artistas; paso que Rockefeller se cruzo con la necesidad de uno, y este artista necesitado vendió su gran obra a través de un soporte equivocado para dejar yerta su genuina y pura expresion".

"¡Rockefeller!" Exclamo Platon, el estaba entre ellos.

Michalel:¡No hables así, barbudo decadente, a lo largo de tu vida has querido ser una cariátide, pero no te animaste, al igual que al señor que reescribiste, que dijo llamarse filosofo!

"¡Ohhhh!" Exclamaron los presentes

De fondo Ziggy Stardust hacia sonar los primeros acordes, en un universo despojado de toxinas terrenales.

Michael: “Si filosofo, acaso tú no has dicho que el filósofo debía de legislar, acaso tu y otros decadentes mas dijeron que la idea del bien era imposible. No creo en la culpa, pero tu claro y apolíneo mundo de ideas ha sido interpretado por Rockefeller, por los gobiernos de este siglo, por dogmas con preeminencia protocientifica ¡Tu , sin querer , hablando como un sofista a los cuales denostastes has construido un añejo universo de la opiniones, de la opinión basada en la tiranía de las instituciones ¡Tu hiciste que los artistas no fuesen artistas, que hayan quedado ahí, que no hubiesen podido transgredir sus fronteras!”

A lo que Platon respondió "¡Mayéutica!"

Michael y Jaques: "¿¡Mayéutica!? Deconstruieremos según la historia y junto con Jaques, que esta junto a mí, eso que acabas de decir".

Todos:” Mayéutica, luz, año2026 ¡pura oscuridad cultural! Tenemos que hablar de que su iluminismo y el de aquel señor aleman se apago con sus pasos, con el deber de la facultad moral ¿Cómo te atreves? Tu mayeutica no es luz, no es simbolo de pureza, la mayeutica es nacer; contigo renacen sentencias anodinas. Estamos llenos de prejuicios, bajemos el símbolo de la palabra comprensión, pongámosla en practica” Todos piensan en eso. Aparecen los protagonistas, los de la vida, los que la escupen y la presentan, los que nacen como como la irrefutable aparicion del alba por la mañana.

El dialogo se corta. Todos quedan estupefactos, sombríos. Se recitan poesías de Rimbaud, Becket, Se pasan filmes de Godard, Se escucha el pepe Larralde, Ian curtis regresa; Waters habla de un ladrillo mas en una pared casi endeble.

Un desconocido ¡Fuera de aquí, fuera de aquí tirano!

“Arte por arte” Entre marta y Andy

Desconocido: "¡Eh de hacerles saber que han caído en mi trampa, que el mundo es miedo, el mundo siempre ha tenido miedo de si mismo, el mundo siempre los dejo hablar! Dejemos que ellos nos hablen, los artistas…"

Vuelve Bowie, tambien Lou Reed, Fellini, Baron Biza, Un cura tercermundista, Trotsky, Cortazar, Kurt Cobain y demases . Todos exponen, todos dicen algo.

Lyotard llega y una vez más hace mención de la meta narrativa “¡Hollywood y su cine tuvieron siempre doble discurso, un discurso dentro de si mismo! Exclama Lyotard.

Llega un señor relatando el gol de Maradona, en un jardín de senderos que se bifurcan
Dice “Hay tantos mundos, como palabras, hay tantas palabras como mundos, hay tantos miedos como conjeturas, hay tantas industrias como diferentes miedos, hay tantos Fords en velocidad máxima escapandose de varios y añejos Taylors que no admiten expresión; porque allí viven así. La palabra redime. ¡Bienvenidos artistas! Vuelvan y hagan una vez mas su trabajo, merecen sus obras ser reinterpretadas, merece el mundo desatroquelarse,estamos apretados, vuelvan… necesitamos el manifiesto visble de un aura que pueda nacer y continuar perenne ,como el alba, tan irrefutable, que todos algunas vez han contemplado".


Juan Carlos Relacioneta

miércoles, 3 de febrero de 2010

Relato de un viaje

Decidimos renunciar a nuestros trabajos, para comenzar una nueva aventura.
No estábamos del todo seguros, pero era el momento, eso si lo sabíamos.
El tiempo de espera y las trabas que pasaron, le dieron un condimento especial a nuestro periplo.
El día esperado llego, un mundo nuevo por conocer, y comenzar de vuelta. Lejos, donde nadie nos conociera, otro idioma, otra cultura, y sobre todo alejado de nuestros seres queridos (quienes no se convencían, o tal vez no querían creer, para sentir que no nos iban a perder.)
El avión llego a su destino, en este caso era Denver en el estado de Colorado en Estados unidos. Al bajar del Avión, el frió traspasaba los huesos, era en el mes de Noviembre, cuando el invierno se empieza a sentir del todo en las tierras del norte.
Lo mas importante era llegar y llegamos, ahora el tema era para donde dirigirnos, la misión era llegar a recorrer lo máximo posible, una tarea no muy fácil para dos personas que solo sabían el idioma con lo que se aprendió en el colegio.
No lo pensamos demasiado, y decidimos tomar una camioneta hasta Aspen, una ciudad que sobra el trabajo en la época invernal gracias a su gran oferta hotelera y sus centros de ski. Al menos teníamos ese dato. Tuvimos la suerte de encontrar unas personas muy amables que nos hospedaron en su casa durante una semana. Hasta que pudiéramos encontrar un lugar para nosotros, pero el destino o la suerte, quiso q nos quedemos allí durante dos meses.
Al segundo día de llegar, a esta ciudad rocallosa conseguimos trabajo, la verdad el trabajo era duro. Pero la idea seguía firme, trabajar duro, conseguir algo de dinero para luego salir a recorrer otras ciudades. Por lo cual decidimos buscarnos dos trabajos. Yo conseguí un trabajo donde sacaba nieve por las mañanas, en la estación de buses, y el otro era por la noche como se diría en criollo de “mozo”.
Pasaron dos meses, y nuestro espíritu decidió partir de esa pequeña ciudad. Solo eso estaba claro. Decidimos tomarnos un Micro de larga distancia, las ofertas de los micros no eran buenas, había pocos horarios y decidimos recorrer los pueblitos, la idea era de irnos del centro de Estados unidos, y llegar a las costas californianas.
El primer micro salio bien temprano y llegamos a un pueblo llamado Grand Junction, un pueblo donde se siente y se ve la presencia del gran cañón del colorado que divide Colorado de nevada. Al llegar a la terminal de este pueblo, nos dimos cuenta que hacer otra conexión con otro micro era muy difícil, por lo cual, teníamos que ver que otras opciones nos ofrecía ese pequeño pueblito, ya era noche, y la terminal había cerrado. No teníamos donde alojarnos, esa noche dormimos en una plaza, donde nos hicimos amigos de una comunidad cristina, en la cual se daba comida a los “homeless” o los sin casa.
Esa noche fue muy extraña, un vagabundo nos ofreció a su esposa por 5 dólares, nos ofreció todo, hasta lo que no tenía. Lo que si no podemos olvidar es que fue muy amable, y nos compartió canciones con su armónica.
Fueron dos días, donde no sabíamos para donde ir. Lo cual la mejor opción era tomar un micro hasta el desierto de nevada. Y de allí hasta las vegas.
Esas dos noches, las pasamos entre el miedo, y el frió. Durante el día estábamos en la estación almorzando y esperando que se desocupe algún asiento del micro, ya que estaban reservados. Y en ese lugar no sobraban los hoteles. Me acuerdo de haber sentido una mezcla de miedo, que se me metía con el frió recorriendo todo mi cuerpo.
El momento llego, y nos dieron lugar en el autobús. Y emprendimos viaje hasta la ciudad del pecado. Sabíamos que no contábamos con mucho dinero, así que solo comíamos latas de conservas, arroz, galletas. Durante ese viaje adelgace 14 kilos.
Llegamos a las vegas, desde el desierto ya se veían esas inmensas luces, buscamos la comodidad de un hotel, solo por una noche, Nuestras espaldas necesitaban el confort de un colchón.
Hicimos recorrida de casinos, y decidimos de ahí tomarnos otro micro, hacia otra ciudad, pero ya por suerte lográbamos traspasar otro estado. Habíamos llegado a California. En este caso el pueblo era Stockton, una ciudad donde lo único que veíamos era raperos, pandillas, mucha violencia, y oferta de todo tipo de drogas. Por suerte en esta ciudad, logramos hacer una conexión rápida de micros, y decidimos largarnos a San francisco. Hacer la reseña de esta ciudad, podría llevarme otra historia aparte. Recuerdo que nos quedamos dos meses, hicimos muchos amigos, y logramos conseguir un lugar estable donde vivir. Para luego partir hacia el sur, ya que sus playas eran más calurosas, y el calor, empezaba a sentirse por las playas de San diego.
Un amigo o quizá un compañero circunstancial, nos alcanzo hasta esa ciudad mágica que limita con la ciudad de Tijuana en México, donde estuvimos aproximadamente un mes. Para luego de tantas aventuras, volver a nuestro país, con nuestras vidas.
Lo que podría decir, es q nunca, el y yo, volvimos a ser las mismas personas.



Félix Patricio Carol Augier